Skip to Content

ESP ESP | ENG ENG Buscar:

PROGRAMAS

Noticias

5to Diálogo de Reforma Urbana: «Mover la Ciudad»

Reforma Urbana

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO

México, D.F a 25 de julio de 2013

5to Dialogo por la Reforma Urbana

“Mover la Ciudad”

  • El 80% de la población se mueve en transporte público y no motorizado, es decir, caminan o andan en bicicleta.
  • Para llevar a cabo una reforma urbana, incluyendo el tema de movilidad, es fundamental contemplarla en términos metropolitanos.

 

CTS EMBARQ México, el Centro Mario Molina (CMM) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) interesados por incorporar en la agenda nacional el crecimiento urbano sustentable, a través del Plan Nacional de Desarrollo, planteó siete propuestas que buscan corregir y optimizar la forma que son concebidas, estructuradas y financiadas las ciudades.

Para ampliar la difusión y enriquecer dichas propuestas actualmente se llevan a cabo los Diálogos por la Reforma Urbana, que consisten en acercar a los diversos sectores y tomadores decisiones para intercambiar puntos de vistas que ayuden a enriquecer las propuestas y generar sinergias para aplicar estas medidas.

En esta 5ta edición de Diálogos por la Reforma Urbana “Mover la Ciudad” participaron el Lic. Rufino H. León Tovar, Titular de la Secretaría de Transportes y Vialidad del Distrito Federal; la Mtra. Maite Ramos Gómez, Presidente de la Comisión de Movilidad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), así como Agustin Martínez Monterrubio, fundador y presidente del Consejo Directivo de Bicitekas A.C. La sesión estuvo moderada por la periodista y conductora Karla Iberia Sánchez.

Debido a que México se caracteriza por sistemas de transporte públicos desconectados, ineficientes y contaminantes, aunado a un modelo de desarrollo urbano que privilegia el uso de los automóviles particulares y la carencia de una política nacional de transporte urbano, lo que trae como consecuencia un aumento  importante de congestión vehicular, saturación en el transporte, aumento de tiempos para traslados y mayor polución, que a su vez se traducen en pérdidas económicas millonarias, se vuelve fundamental enfocar esfuerzos por mejorar las condiciones de movilidad en las ciudades mediante la implementación de sistemas integrados de transporte público, fomentar opciones alternativas como las no motorizadas y generar políticas para el uso eficiente y racional del automóvil particular. Es imprescindible priorizar el cambio modal en el transporte público, integrando paradigmas que garantice un servicio más confiable, más cercano al ciudadano, quien debe apropiarse dichos sistemas.


¿Cómo financiar una verdadera reforma al transporte urbano en México?

En el caso de México y de la Ciudad de México habrá que buscar la conjunción de diversas fuentes de recursos y programa. Algunas opciones consisten en acceder a recursos aportados por organismos internacionales como el Banco Mundial, además de implementar medidas que aseguren la eficiencia en la utilización de estos recursos, a través de organizarlos mejor para que generen mayor impacto, moviendo más personas con menos vehículos, a través de la integración de sistemas de transporte, promoviendo la sustentabilidad y menores costos para las personas, a fin de que repercutan en la calidad de vida.

Un paso prioritario y necesario para obtener recursos consistirá primero en la adecuada planeación, teniendo claro qué se va a financiar, cuáles son los objetivos, cómo se pretenden alcanzar y dónde, así como estableciendo reglas claras. Un ejemplo de lo anterior sería acordar si participaría la iniciativa privada o si sólo se realizarían obras a través de fondos gubernamentales y subsidios; si es con inversión privada, se tienen que dar garantías jurídicas y certeza a dicha inversión para que haya inversionistas, esto siempre en coordinación con los diferentes niveles de gobierno e instancias involucradas. A través de una clara planeación se promueve la participación y genera mayor intensión  colaboración.

Otra de las propuestas vertidas durante el dialogo consistió en que ya que el 80% de las personas se mueven a través del transporte público o alguna forma de transporte no motorizado como caminar o andar en bicicleta, entonces se podrían obtener recursos  retirando los subsidios o estableciendo gravámenes  a las gasolinas, dirigiendo estas entradas a estos sistemas de transporte.
¿Será difícil llevar un plan de movilidad integral al ámbito federal o terminaría por quedarse en lo local?

En principio la visión debe de ser nacional, pero en temas de este tipo y de amplia trascendencia no se puede dejar de fuera a las ciudades ni megalópolis. Una reforma en este sentido tiene que contemplarse en términos metropolitanos, por ejemplo en temas relacionados con el agua y el transporte, por lo que la coordinación de los diferentes niveles de gobierno, desde el federal hasta los municipios y entre estados, es básica.

Actualmente, se quiere cambiar el modelo de hombre-camión, que mantiene muchos vicios que deben ser modificados, por un modelo empresarial que permita mejorar el esquema de operación, es decir, un esquema de control diferente para el operador y que eso refleje una mejor experiencia de viaje para el usuario, tema que se ha discutido se debe implementar a nivel metropolitano.

En este sentido, se debe tener muy claro lo que se quiere y hacia dónde se pretende llegar con eso, que vaya más allá de un sexenio, de un periodo de gobierno, es decir, que trascienda y que tenga metas a corto, mediano y largo plazo. Igualmente, se tendrá también que incorporar la transparencia como elemento indispensable en los nuevos modelos de transición a esquemas eficientes de movilidad.

Se debe luchar contra la falta de coordinación entre niveles de gobierno para evitar prácticas actuales donde los proyectos y programas llegan a contraponerse por las diversas visiones de lo que debe ser el transporte, llegando a competir entre sí, y por lo tanto, no logran resolver los problemas u obstáculos para atender necesidades concretas.

El Estado requiere revisar y replantear las concesiones, para mejorar la prestación del servicio y reducir los impactos negativos que ocasionan la mala gestión y administración, así como la operación del transporte. Es preciso contar con reglas claras para contar con una supervisión y evaluación adecuada.

 

La reforma urbana propone:

La creación de un programa nacional para la movilidad urbana sustentable, que fungirá como eje rector para los programas y proyectos de movilidad urbana financiados con fondos federales; considerando la expansión de la asistencia a ciudades intermedias y la ampliación del tipo de proyectos financiados actualmente en este rubro. Dentro del programa se incluirán a los tres órganos de gobierno para la coordinación con estrategias de desarrollo urbano orientadas a lograr la sustentabilidad en la movilidad.

Bajo este enfoque, se contará con una fuente de financiamiento permanente al que se podrá acceder a través de:

  1. Asignación de una partida específica en el Presupuesto de Egresos de la Federación.
  2. Reorientación de fondos que en el presente son destinados a la construcción de infraestructura vial urbana y a subsidiar combustibles.
  3. Aumento de las opciones para el co-financiamiento local.


CENTRO MARIO MOLINA PARA ESTUDIOS ESTRATÉGICOS SOBRE ENERGÍA Y MEDIO AMBIENTE
Prolongación Paseo de los Laureles No. 458, Despacho 406
Col. Bosques de las Lomas, Cuajimalpa, C.P. 05120, CDMX.
Teléfono: (52-55) 9177 1670