Skip to Content

ESP ESP | ENG ENG Buscar:

PROGRAMAS

Noticias

El Dr. Molina participa al entrenamiento de Climate Reality Project

22 de marzo de 2018

Ciudad de México. – Durante tres días, del 21 al 23 de marzo, más de 600 personas fueron seleccionadas para recibir un entrenamiento y prepararse como Líderes Climáticos en la Ciudad de México. Climate Reality Project fue fundada por el Vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, y tiene como propósito empoderar a la juventud para dar a conocer las consecuencias del cambio climático, así como encontrar soluciones prácticas.

El Dr. Molina realizó su ponencia el segundo día, titulada: “Cambio Climático: Ciencia y Política”. Comenzó explicando el compromiso del Centro Mario Molina con la creación de recomendaciones de políticas públicas en temas ambientales y energéticos.

Se enfocó en la importancia del término “desarrollo sustentable” y comentó que este concepto ha evolucionado y ya no solo es para las futuras generaciones, sino también para las presentes, ya que los cambios los estamos viviendo ahora.

“Ya no estamos en el Holoceno, la era en la que la civilización se desarrolló mientras que el clima fue muy estable, y donde la agricultura facilitó la civilización”, señaló el Dr. Molina. “Esto ya cambió: a nivel planetario los cambios son generados por el hombre y hemos llegado al Antropoceno”.

Otro concepto que explicó el Dr. Molina es el de los “Límites Planetarios”. Resultó a raíz de un grupo de científicos que hablaron de los límites de nuestros planetas que no deberíamos de sobrepasar. “Son nueve límites y el cambio climático es el primero, el más preocupante y más serio que tenemos, mas no es el único y todos están conectados. Otros límites incluyen la acidificación de los océanos o la degradación por el cambio de uso de suelo” puntualizó.

Otro tema conectado con la agricultura, son los ciclos del fósforo y nitrógeno. Un ejemplo que dio el Dr. Molina es el Río Mississipi que recibe los excesos de los fertilizantes que se utilizan en la agricultura en Estados Unidos. Este fenómeno que lleva de los ríos al mar los excedentes es una floración de plancton, lo que hace que se acabe el oxígeno y se convierte en una zona muerta, algo que hay que evitar.

“El cambio climático es un problema con consecuencias globales. Los gases de efecto invernadero (GEI) se absorben a través de la atmósfera, los océanos y los suelos y claramente todos los países deben ponerse de acuerdo para atender este problema en conjunto”, subrayó el Dr. Molina.

“En este siglo, la temperatura se está disparando a subir 1 grado en promedio global. El clima es un sistema complejo pero hablando de probabilidades, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) determinó que la probabilidad de que la temperatura haya incrementado a causa de actividades humanas es de más de un 95%. Reconocemos la incertidumbre, pero en realidad es muy pequeña”, agregó el Dr. Molina.

A continuación, habló sobre las negociaciones de cambio climático a nivel internacional. Después de años negociar, y de hecho en México durante la COP16 que se llevó a cabo en Cancún, se hizo mucho trabajo para que se aprobara el Acuerdo de París, y fue un logro histórico. El compromiso es reducir las emisiones al 2100 a evitar que la temperatura aumente más de 2 grados centígrados y si es más ambicioso, que no aumente a más de 1.5 grados centígrados. La realidad es que con la suma de los compromisos de todos los países, no es suficiente para llegar a esa meta, admitió el Dr. Molina.

“Si queremos hacer algo como sociedad tenemos que acelerar los compromisos del Acuerdo de París. Si subiera la temperatura del planeta a 5 o 6 grados, sería desastroso para la humanidad”, advirtió.  

Terminó su ponencia revelando que la ciencia estima distintos escenarios, pero la ciencia no tiene valores. La sociedad tiene que agregar cuestiones de ética. “Nuestros valores comunes son que queremos el bien de la humanidad, no porque lo diga la ciencia. Estamos hablando de un valor ético sumamente importante de respetar los derechos de las siguientes generaciones”, aseveró.

El Dr. Molina cerró citando al Protocolo de Montreal como ejemplo de que sí se pudo y se resolvió con éxito: “A pesar de que hay una irresponsabilidad inmensa en seguir negando las consecuencias del cambio climático y no actuar, el otro lado de la moneda es que si todos trabajamos juntos, sí podemos llegar a enfrentar una situación en la que vamos a cuidar las generaciones de las que ustedes son un muy buen ejemplo”.

Fuentes



CENTRO MARIO MOLINA PARA ESTUDIOS ESTRATÉGICOS SOBRE ENERGÍA Y MEDIO AMBIENTE
Prolongación Paseo de los Laureles No. 458, Despacho 406
Col. Bosques de las Lomas, Cuajimalpa, C.P. 05120, CDMX.
Teléfono: (52-55) 9177 1670