Skip to Content

ESP ESP | ENG ENG Buscar:

PROGRAMAS

Noticias

4to Diálogo de Reforma Urbana “Fortaleciendo lo Metropolitano”

Reforma Urbana

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO

México, D.F. a 25 de julio de 2013

CUARTO DIÁLOGO DE REFORMA URBANA

“Fortaleciendo lo Metropolitano”

  • Es fundamental desarrollar la planeación como mecanismo para transformar la realidad urbana
  • Pensar en la reelección de los gobiernos municipales como una alternativa para cambiar los sistemas de gobernanza y erradicar la falta de continuidad en las políticas

 

El CTS EMBARQ México, el Centro Mario Molina y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) unieron esfuerzos para incorporar en la agenda nacional el crecimiento urbano sustentable; así surgen siete propuestas que pretenden mejorar la manera en que se conciben, estructuran, planean, financian y administran las ciudades en el país. Dichas propuestas fueron presentadas al Gobierno Federal dentro del Foro México Prospero, con el objetivo de ser incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo.

En este marco se han organizado una serie de pláticas que ahondan en temas que buscan enriquecer el diálogo en la materia mediante el intercambio de ideas con actores clave y líderes de opinión. Así se han generado cuatro diálogos abiertos en donde se han discutido los elementos necesarios para lograr una reforma urbana integral. Se  trata de buscar ideas  que contribuyan a generar una gestión eficaz y sustentable de las ciudades,  a través de la cooperación y el fortalecimiento metropolitano.

En el evento más reciente, el 4to Dialogo por la Reforma Urbana “Fortaleciendo lo Metropolitano” participaron el Arq. Julio García Coll, Coordinador de asesores de la Secretaría de Desarrollo Urbano; el Arq. José Castillo Olea, Profesor invitado de la Escuela de Diseño de Harvard; y el Ing. Gabriel Quadri de la Torre, Director de Sistemas Integrales de Gestión Ambiental (SIGEA Carbon). La sesión fue moderada por Juan E. Pardinas, Director General del IMCO.

Para iniciar se consideró que la Constitución faculta a los gobiernos locales para generar acuerdos intermunicipales, temas como la planeación urbana, la movilidad, la atención a riesgos ambientales, y las estrategias ante el cambio climático han quedado fuera de la agenda de coordinación metropolitana o intermunicipal, resultando en visiones y acciones fragmentadas y/o contradictorias. Sistemas ambientales que trascienden las jurisdicciones administrativas, como las cuencas hídricas, cuencas atmosféricas, y áreas naturales protegidas, que también deben ser gestionados a nivel metropolitano, en la práctica son atendidos por organismos gubernamentales que no funcionan de manera coordinada ni poseen una visión integral. Asimismo, los fondos federales destinados a fortalecer la consolidación de las zonas metropolitanas no exigen el cumplimiento de criterios mínimos de planeación integral, corresponsabilidad, e institucionalidad metropolitana.

 

¿Por qué han sido tan pocos los municipios que han logrado establecer una coordinación con otros municipios conurbados en temas como los servicios públicos urbanos, el transporte, la seguridad o la planeación y gestión del territorio?

Entre los factores que destacaron al respecto está en primera instancia, el proceso de descentralización de funciones iniciado en 1983, para la planeación y gestión urbanos que dejó sin apoyos, sin incentivos ni capacitación al sector. Se contaba con una baja comprensión de la importancia que representa el desarrollo urbano, así como la necesidad de llevar a cabo planes de carácter metropolitano, que evitó la creación de las instituciones oportunas que se encargarían de implementar los cambios a través de políticas públicas. Aunado a lo anterior, se presentó la falta de un marco normativo que regulara y promoviera esta coordinación, por lo que hoy en día se presenta el gran reto de encontrar formas menos disfuncionales de fortalecer el proceso de metropolización.

Otro punto relevante que se discutió fue la falta de eficacia en los mecanismos para medir la eficiencia de las políticas públicas y por ende, en la imposibilidad de evaluar dichas políticas, con el objetivo de adaptarlas o replantearlas para conseguir mayores beneficios para la sociedad.

Por otra parte, los ponentes consideraron que son cuestiones de índole política los principales obstáculos en el fortalecimiento de lo metropolitano. Además, se identificó como otro gran inconveniente la carencia de perspectiva urbana de los gobiernos federales, es decir, un gran vacío no sólo de políticas públicas integrales, sino de la falta visión para promover medidas a mediano y largo plazo; esto último vinculado a la carencia de estímulos e incentivos que hacen finalmente inoperante  la coordinación metropolitana.

 

¿Cuál sería la mejor manera de lograr una gestión metropolitana efectiva?

La conclusión principal fue que sin lugar a duda existen diversas formas de lograr una gestión más efectiva. En primera instancia, es necesario reflexionar y debatir sobre el acoplamiento de los calendarios electorales y la posibilidad de relección de los gobiernos municipales, que podría cambiar los sistemas de gobernanza locales reduciendo el precario interés en la continuidad de las políticas públicas en el ámbito urbano, además de fungir como un incentivo per se para implementar lineamientos de calidad y que generen impactos reales en materia urbana.

Por otro lado, aunque a nivel federal no se cuenta con mayores facultades en cuestión de desarrollo urbano ni manejo de suelo, si existen mecanismos de inducción, en otras palabras, a partir de instrumentos como la política de vivienda, la creación y/o fortalecimiento de fondos metropolitanos, entre otros, se podrían delinear estrategias para fomentar la coordinación entre los municipios.

Asimismo se hizo hincapié en la necesidad de medir los éxitos y los fracasos en materia de política, con el fin de aprender y mantener aquellas acciones que promueven el crecimiento urbano sustentable, así como evaluar las eventuales fallas a fin de corregirlas, y por ende avanzar en el proceso de coordinación y cooperación metropolitanas.

Finalmente, es necesario facilitar la gestión estratégica y sustentable de las ciudades a través del fortalecimiento de la institucionalidad metropolitana, la mejora y alineamiento de los instrumentos de planeación y de gestión, y el condicionamiento de los esquemas de financiamiento metropolitano al cumplimiento de criterios de planeación integral para la ocupación del territorio.

Qué propone Reforma Urbana

Creación de un marco integral de fortalecimiento de la capacidad institucional metropolitana a través de los siguientes mecanismos:

1. Potenciamiento de programas y fondos federales dirigidos a la consolidación de zonas metropolitanas, estableciendo criterios mínimos de planeación, integración, cumplimiento y coordinación entre distintos órdenes de gobierno.

2. Generación de incentivos para el fortalecimiento de instituciones locales a cargo de la planeación integral, y el seguimiento y evaluación de políticas de carácter metropolitano. Incluye la creación de organismos descentralizados para la prestación de servicios públicos urbanos y ambientales.

3. Generación de órganos de gestión ambiental con facultades para planear, financiar, instrumentar y supervisar programas e infraestructura de alcance metropolitano en los temas de agua, residuos, calidad del aire y suelo.



CENTRO MARIO MOLINA PARA ESTUDIOS ESTRATÉGICOS SOBRE ENERGÍA Y MEDIO AMBIENTE
Prolongación Paseo de los Laureles No. 458, Despacho 406
Col. Bosques de las Lomas, Cuajimalpa, C.P. 05120, CDMX.
Teléfono: (52-55) 9177 1670